Categorías
Federativo Noticias

COMUNICADO A LA POBLACIÓN

Ante los anuncios realizados por las autoridades de OSE, donde además de fiscalizar el uso indebido del agua potable, se plantea la posibilidad de cortar el suministro de agua a los hogares, desde FFOSE rechazamos esta medida.
Una cosa es concientizar sobre el uso correcto del agua potable, particularmente en momentos de emergencia hídrica, y otra es cortar el agua, derecho que la OSE debe garantizar. Por lo que exhortamos a los trabajadores y trabajadoras de OSE a no realizar los cortes de agua a hogares si así se lo ordenan, tienen todo el respaldo del sindicato para ello.
Denunciamos también las maniobras con las líneas de bombeo que dejan sin aguas zonas o barrios para administrar el agua, mostrando que la OSE no tiene plan alternativo más que dejar gente si agua.
En una situación de sequía extrema nos llama la atención las declaraciones con total soltura de las autoridades diciendo que prefieren brindar agua no potable o hacer cortes.
Todo esto, mientras se siguen perdiendo millones de litros de agua en cañerías rotas que la OSE debe reparar y no puede debido a que no tiene el personal suficiente.
Durante todo el 2022 advertimos al Directorio, a la OPP y al Gobierno, que en la OSE no se podía seguir reduciendo el personal, que se estaba al límite de lo posible para brindar correctamente el servicio de agua potable, lamentablemente la actual situación de emergencia nos da la razón.
Cuando llueva y la sequía pase, nos van a presentar la situación solucionada, “olvidándose” que en la OSE sigue faltando personal, el mismo que las propias autoridades nos reconocieron en julio de 2022
y luego el Gobierno los obligó a desdecirse.
En la presente situación, nunca las autoridades se han acercado a los trabajadores organizados en FFOSE para encontrar soluciones conjuntas a la situación, pensando en el objetivo superior de brindar correctamente el agua potable a los uruguayos y uruguayas.
Finalmente, nos preguntamos, se quiere construir el Proyecto Neptuno en Arazatí, gastando más de 200 millones de dólares, para que luego se pierda el agua en las cañerías. En vez de invertir ahora, contratar personal y reparar las pérdidas, se quiere hacer una obra que pagarán los uruguayos y uruguayas en beneficio de grandes empresas.

Secretariado Ejecutivo – FFOSE
17 de febrero de 2023